jueves, 28 de mayo de 2015

Declaración Pública Centro Intercultural "La Ranita"


El día martes 26 de mayo, aproximadamente a las 10 am, un numeroso contingente de FFEE de Carabineros proveniente de Valparaíso, llegaron a "La Ranita" provistos de un guanaco, dos zorrillos, una micro y dos mini buses blindados, haciendo resguardo a la maquinaria municipal: una retroexcavadora, una motoniveladora , un cargador frontal y 2 camiones manejados por funcionarios del municipio de El Quisco. Éstos llevaron a efecto la demolición de las instalaciones del Centro Ecológico Intercultural “La Ranita” en Punta de Tralca. En las brutales acciones, una retroexcavadora asesinó a nuestra perrita “Cholita”, que se encontraba dentro de la cocinería. Además de destruir todo a su paso, se llevaron todo el material que fue quedando de nuestras construcciones.

El Centro Ecológico Intercultural La Ranita es un proyecto que propone desarrollar 3 áreas de trabajo: una enfocada en la construcción de un centro comunitario y cultural que promueva el arte y los oficios. Otra área que proteja y resguarde la biodiversidad proporcionada por un pequeño humedal ubicado en el terreno y una tercera área enfocada en la construcción de una eco-aldea que proporcione una casa taller para cada integrante de La Ranita. Este proyecto se desarrolla desde el 21 de octubre del año 2014, en las dependencias del Centro de Estudiantes de Ingeniería de la Universidad de Chile, quienes se encuentran en conocimiento del mismo.

En nuestro Centro Ecológico Intercultural Cultural “La Ranita“ convergen niños, niñas, jóvenes y adultos en contextos de aprendizaje y comunidad. Entre los talleres que acá hemos impartido están taller de máscaras, taller de comic, taller de tallado, taller de huerta, de arte y de barro, entre otros. Debido a la demolición, muchos niños y niñas se ven afectados ya que nos destruyeron todos los lugares físicos creados para esto. “La Ranita”, al momento de la demolición, contaba con un baño seco, una cocinería-comedor, una casa habitación, un salón abierto para talleres y una terraza techada.

Denunciamos que esta orden de demolición es un acto ilegal y responde a la voluntad de la alcaldesa de El Quisco Natalia Carrasco Pizarro para favorecer y asegurar sus intereses económicos, justificando su actuar por el estado irregular de las construcciones. A pesar de que el 70% de las viviendas de la comuna no cuentan con permiso de edificación y el último proyecto (de viviendas sociales) presentado en el Departamento de Obras de la comuna data del año 2004. Aparte de esta discriminación y abuso de poder, la municipalidad pasó por alto el proceso legal en curso que buscaba regularizar tales construcciones. A la fecha, el Centro Ecológico Intercultural “La Ranita” se encuentra en juicio con el Consejo de Defensa del Estado por la regularización de las obras en el terreno en cuestión.

Centro Intercultural "La Ranita", Punta de Tralca

miércoles, 27 de mayo de 2015

Aires nuevos para Algarrobo

“Todo puede ser cambiado, 
pero nada cambiará si no se comienza.”
T.S.Eliot



Querámoslo o no, cada uno de quienes participamos de una comunidad, la construimos en algún sentido. Todos quienes habitamos este maravilloso pueblo de mar somos conscientes del privilegio de despertar, respirar, trabajar, recorrer y descansar acá, convivir con nuestras familias y disfrutar de las personas que este maravilloso litoral acoge. Quizás sea el contacto cercano con el mar, su aire puro y su gran riqueza humana la que nos hace decir “me gusta vivir acá”. Esto no deja de ser cierto cuando pretendemos levantar una mirada hacia el futuro de nuestra comuna, ni cuando vemos los enormes desafíos que tenemos para mejorar la calidad de vida de todos quienes habitamos este lugar, incluso cuando se identifican signos de deterioro que indiscutiblemente nos afectan a todos.

Pienso que las formas de desarrollo comunitario han cambiado radicalmente y que, a pesar de ser mucho más conscientes de nuestra individualidad y de estar más atentos a nuestros planes y procesos personales de desarrollo, no estamos solos.

Siempre las minorías que controlan los espacios de poder, de cualquier índole, han pretendido aislar y construir una caricatura de comunidad en torno a estructuras formales de “autoridad”, sin embargo ellas se están transformando radicalmente y hoy no estamos solos, en realidad nunca lo estuvimos. Hoy las tendencias nos develan -y somos capaces de reconocerlas- que en cualquier comunidad, sea esta local, regional o nacional, los procesos de desarrollo que mejoran sustancialmente la calidad de vida de sus habitantes, requieren que las personas, desde su individualidad, desde su actuar personal, se integren conscientemente en procesos comunitarios. Esto se puede plantear de la siguiente forma: una comunidad (así como cualquier tipo de organización) se desarrollará solo si las personas que la componen se encuentran ellas en un proceso de desarrollo personal.

Nada sacamos con reclamar respecto del devenir de nuestra comunidad si no estamos dispuestos a crecer en conjunto y en el sentido de lo que queremos para Algarrobo.

Dicho lo anterior, me permito mencionar tres ámbitos en los cuales el cambio, respecto del desarrollo en comunidad, resulta fundamental y, por lo tanto, requiere de una nueva consciencia individual y colectiva en su despliegue.


martes, 26 de mayo de 2015

Con gran contingente de Carabineros, Municipio de El Quisco demuele Centro Cultural "La Ranita" de Isla Negra


En horas de la mañana de hoy, martes 26 de mayo, autoridades municipales de El Quisco, encabezadas por su alcaldesa subrogante, junto a un piquete de Fuerzas Especiales de Carabineros, dieron orden de demoler el Centro Cultural "La Ranita" de Isla Negra. El hecho, tanto por la envergadura del contingente policial involucrado como por la maquinaria pesada empleada para ejecutar la labor, causó natural conmoción entre los vecinos del lugar.

Amparados en una orden de demolición emanada desde el interior de la administración municipal, las autoridades locales dieron curso a una acción que en su trasfondo legal estaría viciada. Según lo establece la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, en su artículo 5.1.2, se eximen de Permiso de Edificación (que entrega la Dirección de Obras municipal) toda obra sobrepuesta que no requiera cimientos. Gran parte de las construcciones del Centro habrían sido levantadas en forma expresa de esta manera.

A la obvia indignación que este brutal hecho ha generado en gran parte de la población local, ahora se suma un antecedente que, de comprobarse, establecería un cuadro muy complejo en términos judiciales para la Municipalidad de El Quisco.

viernes, 22 de mayo de 2015

Representantes de Algarrobo y El Quisco asisten a importante instancia medioambiental en Colombia


Entre el 24 y el 31 de mayo se impartirá el curso de "Gestión Integrada de Zonas Costeras y Planificación Espacial Marina", en el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras con sede en Santa Marta, Colombia. A esta importante actividad, coordinada bajo el alero de la UNESCO, concurrirán en representación nacional los encargados de Medio Ambiente de los municipios de Algarrobo y El Quisco, donde también estarán presentes delegaciones de Perú, Ecuador, Panamá y Colombia. El curso propone el traspaso de conocimientos específicos en materia de gestión integrada en el manejo de áreas costeras, por lo que "la posibilidad de acceder a los últimos conocimientos y avances cientificos en la materia", a juicio de la encargada de Medio Ambiente de El Quisco, Bianca Rodríguez, "reviste de gran importancia para nuestras comunas".

"La tarea es interiorizarse de las políticas ambientales que impulsa la UNESCO", detalla Rodríguez, "para ajustarlas a nuestra realidad local e impulsar el desarrollo de la soberanía en torno a los recursos naturales, cuestión que cobra especial relevancia dada la actual crisis pesquera que vivimos en Chile".

lunes, 18 de mayo de 2015

Parque "Canelo-Canelillo": la amenaza inmobiliaria


En el decreto firmado en junio del 2000 por la entonces ministra Mariana Aylwin, queda consignado que se declara Zona Típica el sector del "Canelo-Canelillo" por ser "un lugar notable paisajísticamente, poseyendo una de las mejores playas de la Región, con arenas blancas [...] y con miradores de inmejorables vistas, siendo la belleza escénica de este lugar incomparable en la zona central de Chile".

Pasada una década y media desde entones, cuando las batallas tendientes a defender este tan preciado sector de la comuna algarrobina parecían haberse ya definitivamente resuelto en forma favorable, tanto a nivel político como judicial, inquieta comprobar que la amenaza de urbanizar y construir dentro del Parque sigue vigente. En los últimos meses, de hecho, a la Dirección de Obras Municipal (DOM) se presentaron dos anteproyectos inmobiliarios, con la pretensión de levantar torres de varios pisos en el corazón mismo del Parque. Parece una broma absurda: ¿cómo es posible siquiera considerar la posibilidad de ejecutar un proyecto inmobiliario de gran escala dentro de un terreno tipificado como Área Verde? Lo que muchos algarrobinos ignoran es que dentro del instrumento de planificación urbana local, el Plan Regulador Comunal (PRC), la extensión de nuestro Parque contiene dos amplias áreas con otra tipificación de uso de suelo. Es decir, dos grandes lunares donde sí es posible construir. Esto nos habla, a las claras, que mientras estas dos áreas existan, la amenaza inmobiliaria permanecerá.

El alcalde, en este ámbito, como primera autoridad comunal posee ciertas facultades que le confiere la ley que permiten manejar y revertir esta situación. Una en particular, y que apunta a lo medular del asunto, tiene que ver con introducir determinadas modificaciones en el PRC. Lo que ciertos sectores de la comunidad, preocupados por la defensa de nuestro patrimonio natural, vienen reclamando desde hace un tiempo, la aplicación del congelamiento en los permisos de construcción en sectores específicos, es, en efecto, un primer paso dentro del proceso de una solución definitiva.

Hasta ahora, el alcalde Gálvez, quien más de una vez ha manifestado su disposición a defender el Parque, ha actuado a un ritmo que inquieta a muchos. Desde la sede edilicia se señala que la naturaleza propia del conflicto obliga a actuar con especial cautela: uno de los dos proyectos presentados en los últimos meses fue rechazado por la DOM, lo que motivó una demanda por parte de la inmobiliaria Peñablanca (familia Alessandri) en contra del municipio. Cuestión que tampoco debería provocar excesiva alarma, atendiendo a un modus operandi que ya es característico en las inmobiliarias a la hora de defender sus intereses: los recientes ejemplos, como el de la junta de vecinos de Algarrobo Norte demandada por colgar un letrero en rechazo a la construcción de una serie de torres en la playa, o el de un anciano en Valparaíso demandado por tener una "casa ruinosa", nos impiden sobredimensionar, en este caso, la hostilidad de la contraparte inmobiliaria al punto de esgrimirse como una de las razones de un proceder municipal lento y poco decidido.

Lo que Algarrobo requiere hoy, con urgencia, es una reacción conjunta y masiva por parte de la comunidad. Una comunidad que levante la voz para preservar uno de los puntos más bellos de su rico patrimonio natural.

sábado, 16 de mayo de 2015

Justificar lo injustificable. Patricio Gómez refuta a alcalde Jaime Gálvez



En el semanario El Espectador del 8 de mayo pasado, se publicó una entrevista al alcalde Jaime Gálvez en la que se refiere al Informe Especial de Contraloría respecto al viaje a Europa de cinco Concejales y un funcionario municipal. En sus declaraciones hay diversas afirmaciones que creo necesario aclarar a la luz de lo que dice el referido Informe.

Es una posición incomprensible, que ha llevado a muchos algarrobinos a la total pérdida de confianza en la autoridad edilicia y su equipo de confianza, Gálvez no reconoce la gravedad de su decisión ni asume responsabilidad por un acto que ha pasado hacer el ejemplo emblemático de su mala gestión. Con liviandad trata de justificar lo injustificable, descalifica la exhaustiva y lapidaria investigación realizada por la Contraloría Regional, la que tomó ocho meses y anuncia que recurrirá a la Contraloría Nacional.

1.    El Alcalde parte su declaración minimizando la gravedad del Informe, al explicar un hecho irrelevante con respecto al fondo, y que se refiere a un error en el cálculo de los viáticos, señalando que el informe final de la Contraloría Regional dice que deben devolver un dinero por un viático mal calculado de $126.000 pesos cada uno de los concejales.

Comentario aclaratorio: parece razonable que haya sido un involuntario error, pero representa menos del 2% del gasto total del "Seminario" contratado y que no se efectuó.

2.     Luego, en lo medular, el Alcalde explica que según la Contraloría debido al hecho que “el viaje” no se ajustó a los fines que estaba estipulado, los dineros gastados tendrían que ser devueltos en su totalidad. Para lo cual, habrá que esperar el resultado de un juicio de cuentas de parte de la Contraloría.

Comentario aclaratorio: Muy cierto. Esa es la conclusión del Informe y debe reconocerlo: los $ 42 millones fueron un gasto a pérdida y no una inversión, como lo proclama el concejal Fernando Gómez, o como lo ha calificado en un canal de televisión de alcance nacional, el concejal Manuel Catalán, nunca desmentido: “La verdad, es que la empresa que nos trasladó a algunos lugares, es una empresa “chanta”, una empresa que creo engañó a la comunidad y engañó a los concejales.”  …. “Tuvimos una reunión parados en una vereda, en donde estuvimos quince minutos con un señor que se dijo que era arquitecto y nos explicaba las bondades de la ciudad (Barcelona) que estábamos en ese momento visitando y una iglesia con la data que tenía.” Por tanto, se contrató un servicio que implicó un gasto total de $42.242.920 por  un servicio que el proveedor no dio. Cualquier persona con un mínimo de inteligencia sabe que si contrata un servicio, lo paga anticipado y luego no se lo dan, ha sido engañado o estafado y de inmediato inicia reclamos y/o acciones para recuperar su dinero. ¿Por qué no se iniciaron acciones para recuperar el dinero? ¿Por qué debimos ser dos vecinos los que hayamos tenido que recurrir a la Contraloría para que investigase esa dudosa gestión edilicia?