viernes, 15 de abril de 2016

Concejal Gómez, el hazmerreír de la prensa nacional [Recuerdo]


Finalizando las celebraciones de Fiestas Patrias de 2014, el concejal algarrobino Fernando Gómez es sorprendido manejando completamente borracho. Pocos días antes había entrado en vigencia en todo el país la "Ley Emilia", que endurecía las penas para todos quienes manejaran bajo los efectos del alcohol. Con el tricolor de las fondas a punto de inaugurarse como telón de fondo, el mismo Gómez, en su rol de presidente de la comisión de "Educación y Cultura" del Concejo, había sido el encargado de hacer un llamado, ante las cámaras de un canal de televisión local, a la prudencia, instando a todos aquellos "que les gusta tomarse un traguito" a no ponerse frente al volante. Pero la tentación fue muy fuerte. O bien el concejal, en un poco comprendido gesto lleno de sacrificio, quiso comprobar en persona con cuanto celo y rigor actuaría la policía en la aplicación de la nueva ley. Y así fue como en la madrugada del 22 de septiembre, Gómez fue detenido con 2,5 grs de alcohol en la sangre (superando con largueza los 0,8 grs sobre los cuales la nueva ley considera conducir en "estado de ebriedad".)

La noticia, cómo no, alcanzó amplia difusión a nivel nacional. El estigma de "doblado como un churro" que le aplicó el matutino "La Cuarta" quedó por siempre grabado en la imagen de este pintoresco concejal...

José Miguel Carrasco, sentenciado


Tras la denuncia de vecinos y concejales, Contraloría emitió un lapidario informe el año 2009 donde detectaba más de una decena de irregularidades en el procedimiento con el que se habían ejecutado los proyectos de viviendas sociales Villa Marina 1 y 2 y Villa Padre Alvear en El Quisco. La cantidad y la envergadura de éstas resulta abrumadora: cambio de uso de suelo irregular, personas que recibieron casa y no debían porque ya tenían, irregularidades en el otorgamiento del subsidio, proyecto emplazado en lugar que no cumple con lo que dicta la ley, falsificación de documentos públicos, venta a precio muy por encima del avalúo comercial… Tras una larga investigación, los tribunales han condenado a José Miguel Carrasco, alcalde en ejercicio cuando se cometieron los ilícitos. Por la magnitud del dolo, Carrasco no pudo haber actuado solo. La investigación descubrió también la participación tanto de funcionarios públicos, como el ex director regional del Serviu, como de representantes y dueños de las constructoras involucradas. 

El negocio era dulce. Carrasco, entregándole un techo a más de 400 familias, pensaba blindarse políticamente, quizá instaurar una pequeña dinastía en la comuna quisqueña. Poco importaba cómo. Los terrenos fueron vendidos al fisco por un precio 10 veces superior al real. 1.700 millones de pesos son los que se estima fueron defraudados en este “arreglín” entre Carrasco, funcionarios públicos y los empresarios inmobiliarios.

Aún así, cómo no, hoy hay quienes lo defienden. En una situación muchas veces altamente desfavorable, la obtención de una vivienda en ocasiones es confundida con un favor y no entendida como un derecho. Un apoyo desde ese sector todavía puede entenderse. Harto menos entendible, sino claramente repudiable, resulta escuchar a figuras públicas, como nada menos que al alcalde de San Antonio Omar Vera, deslizando comentarios como “los asesoramientos, a lo mejor, no fueron los adecuados y derivaron en una toma de decisión que llegó a este estado”. Lo de Carrasco fue trampa y que alguien intente justificar tan negligentemente su actuar no hace sino burlarse de la fe pública. Que sirva como señal de la calidad, de la integridad moral, de nuestras autoridades locales…

(Nota: El pasado 11 de abril, Carrasco fue finalmente sentenciado a 4 años de libertad vigilada. Además se le inhabilitó de por vida a ejercer cargos públicos, junto con que deberá pagar una multa del 10% del perjuicio causado, lo que equivale a 127 millones de pesos.)

Concejales de Algarrobo denuncian a vecinos


Cuatro concejales algarrobinos presentaron el pasado 18 de febrero ante el Juzgado de Policía Local una denuncia (leyó bien) en contra de María Isabel Baeza, presidenta de Junta de Vecinos de Algarrobo Norte, por la colocación de letreros que señalan vía de evacuación en caso de tsunami. Tal como la dirigenta aclaró ayer jueves 7 recién pasado ante el juez, la información de los letreros es una copia exacta del plan de evacuación de la ONEMI -y que difunde el mismo municipio algarrobino a través de su página web-, además de estar todos instalados en sitios privados.
Cabe recordar que en septiembre pasado, la misma representante vecinal fue demandada por el empresario inmobiliario Emil Sosman por la colocación de un letrero que expresaba el rechazo de vecinos al proyecto Arenamaris, acción judicial que fue categóricamente rechazada por los tribunales. Hoy, los letreros advierten públicamente que este sector de la comuna cuenta, en caso de tsunami, con una sola vía de evacuación, cuestión que, todo parece indicar, no ha sido del gusto ni del mencionado empresario ni de 3/4 partes del grupo de honorables de Algarrobo...