viernes, 19 de mayo de 2017

Ronald Gallardo, escritor: "La única forma de cambiar el estado actual es modificando el sistema en su conjunto."


Por Pablo Salinas

Ronald, los 13 cuentos de tu libro "Boite Regine" se sitúan en distintos puntos de la provincia de San Antonio. ¿Qué es lo que te lleva a someterte a este particular pie forzado?
 
"Boite Regine" surge de un par de años recorriendo distintas localidades, cerros y poblaciones, en los que me vinculé con la realidad social y cultural del puerto y el litoral. Conocer la violencia, pobreza y abandono en que viven muchas personas y comunidades. Reencontrarme con compañeros y compañeras y sus historias de resistencia a la dictadura militar en Chile y Latinoamérica. Abrir el corazón para escuchar a las y los jóvenes marginales, líderes de pandillas, ladrones, drogadictos. Mirar los ojos de mujeres que te cuentan sus historias de amor, fracasos y traiciones, fueron todos elementos vitales que me llevaron a bucear en profundidades humanas, vitales, y dialogar con sus voces y con la mía. Siempre he creído que la literatura si no se sostiene en la calle, si no da cuenta de lo que sucede más allá de tu ombligo y divagaciones, no sirve de nada. En general escribo en los bares, donde me refugio a ratos para encontrar a hombres y mujeres que tienen algo importante que contar, hombres y mujeres que abandonaron la tristeza del domicilio y la cajita idiota de la televisión que te dice cómo ser y cuáles deben ser tus deseos por los que debes esforzarte y empeñar la vida. De esta manera fui urdiendo, adentrándome en historias humanas extraordinarias, fundamentales para un lector inquieto que quiera conocer el puerto de San Antonio y el litoral, más allá del mar, el verano y las puestas de sol. 

 
No puedo obviar que la historia Boite Regine nace un día que Ineska, la mujer que me soporta, llega a casa diciendo que descubrió un boliche de los nuestros, una hermosa picada popular en el puerto de San Antonio, a media cuadra del legendario bar El Checo, habitué del poeta Nicanor y a una cuadra del histórico mercado de frutas y verduras. Ineska había descubierto una picada donde poder fugarnos a comer, beber y planear nuestro quehacer en el mundo. Así, llegué tomado de la mano por ella a descubrir que Boite Regine, llamado hoy Mary Ney, no se trataba de cualquier lugar, si no de un espacio histórico para la bohemia y la resistencia cultural, que junto al cabaret, bandas de jazz criollo, la balada calentona y las vedettes, habían convertido ese espacio en un lugar de encuentro para los obreros ferroviarios, dueñas de casa, pescadores, estibadores, intelectuales, poetas y dirigentes políticos de izquierda proletaria, un lugar donde cobijarse del frío siniestro de la dictadura de Pinochet. Estaba claro, era nuestro lugar, era desde donde debía comenzar a latir mi nueva obra literaria.
Desde hace ya un par de décadas se viene hablando del "litoral de los poetas". Hoy, en tu opinión, este "litoral de los poetas" ¿verdaderamente existe o no es más que una ficción, puesta en marcha en su momento en busca de generar un foco de estímulo más que nada en términos turístico-económicos para la provincia?
No creo que sea una ficción, porque efectivamente en nuestra provincia existe una buena gama de creadores y creadoras, poetas, escritores, músicos, performistas, pintoras, artistas visuales, cientistas sociales, actores, actrices, escultoras, yerbateras, curanderos, audiovisualistas, artesanos y cuanto más hay en el abanico de la creación artística que he podido conocer aquí en litoral. Y todos ellos, ellas, están desarrollando su quehacer, ya sea de manera individual o colectiva, tratando de participar de muestras públicas, de lanzar sus obras, compartir con su comunidad, buscando la convocatoria de otros, más allá de la provincia. Ahora lo que sí creo, y quizás tú podrías estar de acuerdo conmigo, es que a nivel institucional el apoyo es una ficción, es decir es muy mínimo el espacio que se abre para los y las artistas locales. No hay espacio sistemático de promoción, no hay medios comunicacionales consistentes, nada de programas de radio o televisión provincial que den tribuna específica, con contenido, a los creadores y creadoras locales. Claro, se agradecen las iniciativas de algunos periodistas o gestores que dedican, aunque sea de manera esporádica, sus notas a los y las artistas locales, pero es por pura voluntad y deseo, no forma parte de un plan editorial o qué sé yo. Pero pienso que no debemos seguir esperando más, soy de ese tipo de personas que cree en lo que hace y cree que es posible levantarse con otros y buscar la modalidad para hacer evidente, visible, aportar a otros con el trabajo que se desarrolla. No es fácil para nadie, ni para un panadero, una peluquera o un poeta, porque por lo demás los y las creadoras verdaderas nos somos funcionales al sistema. Pero ya soy viejo en esto, conozco los vaivenes y creo que la única forma de cambiar el estado actual es modificando el sistema en su conjunto, es decir acabar con el modelo capitalista, son su libre mercado de la educación, la salud, el trabajo, la cultura, el arte, la producción de la vida toda. Lo que pasa en la provincia de San Antonio y en el litoral es fiel reflejo de lo que pasa en el país. Pero nosotros estamos en otra, nuestro escenario de acción es el espacio comunitario y desde ahí aportamos a que haya movimiento, desde ahí incidimos, ese es nuestro poder. Si lo piensas desde el poder del gobierno y sus instituciones no pasa nada, todos buscan asociarse con la empresa privada, todos quieren más dinero, más dinero, les da lo mismo cómo y con quienes.  

Portada de "Boite Regine y otras historias de la provincia de San Antonio"
 
Vives hace ya varios años en el litoral y habiendo todo este tiempo mantenido, tanto a nivel personal como en lo colectivo junto a "Calle Magnolia", un ritmo de actividad bastante destacable, entrégame en pocas palabras tu diagnóstico respecto al quehacer artístico-cultural de la provincia.
Considero que debemos seguir avanzando en generar espacios para encontrarnos y exponer nuestro quehacer artístico, debemos elevar la calidad de nuestras producciones y contenidos, debemos afinar la puntería poética y generar un estallido, una tormenta. Creo que los artistas locales estamos convocados a abrir los brazos y extenderlos como pájaros salvajes y armar nuestro propio nido desde donde salir a buscar el alimento para el alma de cada una y uno de nosotros.
Hace poco el concejo municipal de San Antonio acordó rendir homenaje al regimiento de Tejas Verdes. ¿Qué señales te entrega a ti este hecho? ¿Cómo te interpela en términos de memoria, cultura y territorialidad?

Precisamente "Boite Regine y otras historias de la provincia de San Antonio" está dedicado a los compañeros hombres y mujeres detenidas, torturadas y desparecidas en el Regimiento de Tejas Verdes.

Creo que debemos estar alertas y movilizados, cada vez más la clase dirigente en el poder buscará rebajar las condenas que tienen los genocidas. Y este acuerdo de homenajearlos no está lejos de ese objetivo. Llamo al pueblo en su conjunto y en particular a los creadores y creadoras, que seamos cada día más claros en nuestras posiciones y nuestra historia. Todos mis amigos y compañeros de barrio y estudio, junto a mi familia, sufrimos el terrorismo de Estado de la dictadura de Perrochet. Debemos exigir con más fuerza que les digan a las madres de los detenidos desaparecidos dónde están sus hijos e hijas, y a los hijos e hijas, y nietos y nietas de detenidos desaparecidos, dónde están sus madres y abuelas. Que se rompa el pacto de silencio cívico militar. Que los civiles que hicieron parte del pinochetismo entreguen toda la información. Debemos sumarnos cada vez más a la lucha por Verdad, Justicia y Memoria. No perdonemos, no olvidemos. Justicia y verdad. No más beneficios a los genocidas.

*  *  *  *  *  *

Ronald Gallardo Duarhtt (1967), narrador, poeta y sociólogo. Ha publicado, entre otros, los libros “Ciudad Nómade”, Editorial Ventana Abierta, 2012; "Pájaros Salvajes", Mago Editores, 2013; "Boite Regine y otras historias de la provincia de San Antonio", Mago Editores, 2014; "Cartagena, Sur Resplandor", co-autor con Jorge Leal Labrin, 2016; Plaquette "Costilla Erótica. Frente al mar", co-autor con Jorge Leal Labrin, 2017. Cofundador, además, junto al escritor Enrique Symns, de la revista Cerdos y Peces en Chile.

Más información sobre el autor en: http://ronaldgallardo.blogspot.cl/ 

3 comentarios:

Isabel dijo...

Donde se puede adquirir el libro, no tenemos librerias en nuestra comuna

Ronald Gallardo Duarhtt Calle Magnolia dijo...

Hola, Isabel. Se puede adquirir directamente conmigo, el autor. Podemos coordinar por mail : callemagnolia@gmail.com o por mensaje interno de facebook : Ronald Gallardo Duarhtt Calle Magnolia . Saludos

Vanessa Marmentini dijo...

Muy de acuerdo . Hacen su trabajo con un esfuerzo muy grande , ocupados en sobrevivir . Es el colmo!! Quien reconoce que el " litoral de los poetas vivos " es lo importante, lo trascendente ?
Cordialmente Vanessa